Petrovic y Divac: hermanos y enemigos

Por primera vez en este blog, no hablaré de nada ocurrido en el Poli. Quiero compartir con tod+s vosotr+s un documental sobre dos jugadores de baloncesto que formaron parte de nuestra infancia y juventud: Drazen Petrovic y Vlade Divac.

Es una maravilla. Disfrutadlo.

(Cuelgo sólo la primera parte, son seis, las cinco siguientes están AQUÍ )

3 comentarios:

bEbe dijo...

Javi que pasa crack! ya vi el blog y me ha encantado... tanto, que prometo colaborar en todo lo que pueda.

Realmente yo soy un "apadrinado" por la Asunción. Yo llegaría al Poli sobre el 98-99 y ya me quedé allí. Venía de barrer a los infantiles de la Asunción jugando con el Pago San José en unos municipales. Yo, el Tinito y otros fuimos nos vinimos para el poli alaño siguiente de la mano de Victor Monje y el poli se convirtió en mi segunda casa. Recuerdo que era capaz de quedarme a entrenar con los cadetes, los juveniles y luego con los senior y llegar reventao a casa tras 6 o 7 horas de futbito en el poli. O de jugar municipales y salir corriendo en el coche del Manteca para el Ruiz Mateos para jugar con los Senior en la epoca en la que Faé era nuestro particular "utillero".

Realmente no viví la época dorada del poli, pero me empapé de todas esas pequeñas leyendas y batallitas. Creo ademas que has de mencionar la siguiente generación que vino después de los Bombilla, Flores, Bellota y compañía... Así que ya te ire pasando anécdotas de los tiempos de Benito, Carbellido, El Rubio, Rapo, Vaca, Alvarito, Chicha o Periko el gordo, algunas de las cuales deben aparecer si o si, en un blog del poli.

Un abrazo artista ya iré dejando cositas por aquí...

Javier dijo...

Bebeto, eres un crack.
En este blog no hacemos distinción entre gente de la Asunción y gente de fuera. Este blog habla de la gente del Poli... da igual de dónde venga o viniera cada uno.

Y tampoco hay una época dorada, cada persona del Poli tiene su época gloriosa, lo que pasa que como sólo escribo yo, pues escribo de lo que sé: de mi época ¡!
Así que estoy deseando leer esas historias que tú has vivido (lo de empalmar entrenamientos da para un post, genial).

Repito, eres un crack absoluto¡¡¡
Un abrazo.

bEbe dijo...

Desde luego nunca me sentí extranjero... es más me sentía el Julen Guerrero de la Asunción, no jugaba en otro equipo que no llevara el Manteka y no fuera la Asunción.