Las canastas chicas

Una cancha de baloncesto, dos de futbito, y una de voleibol. Estas son las pistas con las que cuenta el Poli, aunque durante muchísimos años, en la práctica, eran dos de futbito... y dos de baloncesto. La pista de voley albergaba dos canastas de minibasket, una en cada extremo, y esta improvisada cancha, estaba a veces más solicitada que la cancha "verdadera", ya que la altura de las canastas chicas, permitía a adolescentes y adultos a hacer mates... cuando el celador no miraba, claro.

"Niño, vete a las canastas grandes, ¿no ves que te vas a cargar el aro y se te va a caer la canasta encima?".

A más de uno han expulsado del Poli por colgarse del aro. Las canastas de minibasket tenían un peso en la base, pero cedía dependiendo de la fuerza con la que se machacara y del tamaño y peso del matador.

"Niño, no te enganches, no te quedes colgao¡¡".
"No he tocao el aro, Rafael¡¡ (o Paquirri, o Lolo, o Ramírez... es indiferente)".

Las "canastas chicas" eran mis verdaderos relojes de vida, gracias a ellas notaba cómo iba creciendo. Me acuerdo cuándo tenía que subirme al peso de la canasta y saltar hacia delante para ser capaz de colgarme de una de las dos barras de hierro que tenía la canasta a media altura. Recuerdo cuándo toqué el tablero y recuerdo, perfectamente, cuándo toqué el aro por primera vez: estaba en Octavo de Egb, era junio y hacíamos gimnasia en el Poli. Al terminar la clase, cogí carrerilla, salté y casi me quedo enganchado del aro... llegué sobrado, así que por la tarde, estaba deseando llegar al Poli para volver a hacerlo. Pero por la tarde no era capaz de tocarlo, que por la mañana lo lograra se debió a que acababa de hacer bastante ejercicio... pero por la tarde, en frío, no fui capaz. Cuando pasó el verano ya alcanzaba el aro con solvencia y un año más tarde machacaba ya como "los grandes".

Pero antes de eso, recuerdo que también macahaba, machaqué muchas veces... gracias al Buhigas chico. Jesús Buhigas, varios años mayor que yo, no podía machacar, era una bolita (digo era, porque ahora está canijísimo) y se despegaba muy poco del suelo. Yo pesaba muy poco (como ahora), así que lo que hacíamos era una especie de "catapulta infernal", pero en versión basket. Me acercaba corriendo, tomaba impulso, y al saltar, el Buhigas me agarraba de la cintura, me elevaba hasta el aro y.... catapum¡¡¡

Ahí lo dejo, no sin antes lanzar un "concurso": a ver quién es el que más nombres recuerda de tíos que fueron echados del Poli por colgarse del aro... y de gente que se cargó el aro (hablamos de las canastas pequeñas, ¿eh?). ¡¡ Reto lanzado !!

Postdata: Es curioso... comencé escribiendo esta entrada para hablar del voleibol... es lo que pasa en el Poli, se entrecruzan las historias, los deportes, la gente...

11 comentarios:

Miguel de la Pita dijo...

Javi y las redes de cadenas que hice para los aros de las canastas grandes? eh? han durado hasta hace muy poco y no se porque lohan quitado.
Rafael fue el que me ayudo a tomar las medidas. De eso hace casi 15 años seguro.
Lo del voley era una pasada. Habia que guardar cola como en el super. Los importante no era el equipo sino la "pecha de reir" que nos pegabamos.
Recuerdo las pachangas en las canastas chicas cuando no estaba ramirez:el jeromo, david, maite, los copi, etc,..etc,..
Y los concursos de triples en los que teníamos ahasta música para los turnos de tiro!!!
Un abrazo

Javier dijo...

Hola Miguel:
Me acuerdo perfectamente del día en que tomasteis las medidas para las cadenas. Rafael sujetando la escalera y tú ahí montado... ¡cómo pasa el tiempo!

Lo del concurso de triples también se merece una o varias entradas, porque hay temas para regalar: La pelota-piedra de Abel, que la untaba con grasa de caballo, el espectaluar 1 de 50 del Paco Villacampa, los triunfos del Almendro (sobrino del Luiti), las chorradas que decía Luís del Volapié como speaker...

Anónimo dijo...

Soy Juanca. Lo de las canastas chicas tiene su miga. Recuerdo que durante mucho tiempo nunca jugaba en las grandes porque en las chicas podía machacar (aunque yo no era muy alto y tenía que ser en un contraataque, como tú Javi, jaja). Hasta los mayores se mosqueaban con nosotros porque les faltaba gente para jugar en las grandes y preferíamos las pequeñas, mirando de reojo a Ramírez o Rafael, que nos tenía enfilados (Paquirri se enrollaba más)

Anónimo dijo...

Sou Juanca. Además recuerdo que los viernes por la tarde antes de ir al Poli, limpiaba mi balón de goma con mistol para que agarrara más para poder cogerlo con una mano y machacar, porque con dos manos no llegaba, jaja. Un saludo a todos

Javier dijo...

Lo que me extraña es que tú, Juanca, no estés ahora mismo en el poli. Me extraña mucho¡¡¡ jajajaja Porque que yo sepa, aún no hay wi-fi 8todo se andará)

No me da tiempo a responderte tan rápido ¡! Voy a preparar la cena y ahora te comento.

Por cierto, ¿cómo has dado con el blog?

Un abrazo, crack.

Anónimo dijo...

Pues ayer por la tarde no estuve en el poli (estamos yendo casi a diario) porque estuve haciendo cosillas en el piso y no me dio tiempo (si llegas más tarde de las 21h mejor que ni vayas, porque hay mucha gente y te tiras un rato esperando). Pues he dado con el blog porque me lo dijo tu padre el martes precisamente en el poli, e investigando un poco lo encontré. Eres un crack. Buena idea lo del blog. Un saludo Magic

Anónimo dijo...

Y lo del wi fi es cuestión de hablarlo..., porque ahora estoy yendo más al poli porque estoy de vacaciones, jaja

Javier dijo...

Quizá me pase esta tarde... pero no para jugar, que a las 21.30 he quedado para ir de tapitas. xD

Juanca Paxon dijo...

Pues a ver si es verdad y te pasas que muchas historias del poli, pero todavía seguimos yendo casi a diario (o al menos cada vez que se puede), y alguno de los de toda la vida. Se sigue haciendo historia día a día para futuros blogs, jaja. Nos vemos Magic

Javier dijo...

Juanca, me pasé el jueves por el poli a las 20.00... no había nadie¡¡ (pero NADIE). Y cómo había quedado a las 21.30 me fui...

:(

Juanca Paxon dijo...

Pero serás...Normalmente estamos allí a partir de las 20:15hh-20:30h, y llevamos varios días quedándonos charlando hasta las 23h, así que déjate de rollos. Esta semana hemos estado lunes, martes, jueves y viernes. Pero a partir del martes se me acabó el cachondeo. Acabo las vacaciones e iré cuando pueda, porque algún día que otro estoy de tarde, y está feo cambiar el turno para ir a jugar, o no?? Jaja. Un saludo